miércoles, 28 de mayo de 2014

Miles de perdones

Siempre estamos pidiendo perdón y tal, que si han sido meses llenos de blablabla. Excusas. Siempre las hay, todas las que queramos y todo el tiempo que nos de la gana. 

La verdad acaba siendo muy simple y todos lo sabemos. Me gustaría que creyerais algo, estoy pensando en cómo optimizar este blog y las cosas que quería contar en él y cómo intentar mantener una periodicidad. Estoy dándole vueltas y espero asentar todas las ideas antes de lanzarlo todo.

¡Gracias por seguir por ahí!