martes, 25 de febrero de 2014

La realidad del mundo editorial

Quizás sea la parte menos glamourosa, aunque hay gente a la que le pueda gustar esa sensación de indefensión, de saltar al vacío con cada paso que das. No lo sé, yo no soy ese tipo de gente. A mí me gustan las cosas tranquilas, saber donde doy cada paso y hacia dónde me dirijo. 

La indefinición me asusta, me conmueve, a veces incluso me paraliza ahíto de terror. Quizás por eso me gustan tanto las historias de oráculos, adivinos y gente de mal vivir que ve el futuro; seguramente tiene algo que ver con mi incapacidad para verlo objetivamente. Las cosas del mañana me aturden

Buscar editorial para una de tus publicaciones, quizás buscar un agente que confíe en ti para que puedas entrar con más probabilidades en la piscina. Ahora todo es bonito y terrible a la vez. Es la dualidad básica del alma de la humanidad. La Paradoja. Tienes miedo pero a la vez esperanza, no sé si son sentimientos o estados contrapuestos, lo que sí sé es que bien pueden sentirse a la vez.



Estás ahí, ¿sabes? En el precipicio. Conmovido, exhausto, roto. Ves cómo todo tu mundo pasa bajo tus pies: tus esperanzas, tus anhelos más profundos, el orgullo que tanto atesoras, las necesidades intrínsecas de tu alma. Todo. Y en un instante sientes que todo es pasajero, que podrás con todo esto y las rocas de abajo no dolerán: o bien porque son rocas de goma, o bien porque tienes la piel de acero. 

No importa nada, en realidad. Si al final se encuentra, si todo tiene sentido y consigues un editor, un agente o -con un poco de suerte-, ambas... de nada servirá. De repente el precipicio no será más que el trampolín para tirarte a una piscina en un día soleado. Aquella congoja y cansancio desaparecerán, creerás que todos tus sentidos funcionan mejor que antes: ves más, oyes mejor, sientes más vivamente, saboreas y hueles más gama de sabores y olores. 

Puede que sea verdad por un rato. Pero el ser humano está predestinado a la tragedia. 



Un día saltarás del trampolín ese, creerás que la piscina no es tan peligrosa como el precipicio del que hablaba antes. Saltarás, confiado, alegre y con la cabeza llena de pájaros. Recuerda mis palabras porque son ciertas: cuando saltes a la piscina descubrirás que no estás sólo ahí dentro, nadando. La piscina está llena de tiburones.

Todo es una ilusión, pero que me jodan si no hay que intentarlo. 

-----------------------------
Inauguro esta etiqueta del blog. En ella pretendo encasillar posts que traten de temas literarios pero que sean tratados con cierta musicalidad. Ya me diréis qué os parece. Ah y no os olvidéis de votar en la encuesta. 

lunes, 17 de febrero de 2014

Oficio con mayúsculas, el valor del Sacrificio

Si bien la perseverancia es uno de los elementos fundamentales que todo buen escritor debe poseer (creo que no hay discrepancias al respecto) y que para conseguir llegar a algo debes tener un buen canon al cual dirigirte en busca de inspiración, hay una cosa que a veces se nos escapa: el sacrificio.

No quiero que se entienda esto como un lloro, simplemente es el enunciar una realidad acuciante. El escritor no puede escribir ocho horas al día, puede estar un rato delante del procesador de textos; ese "rato" varía dependiendo de la fuerza de voluntad, la inspiración y el sacrificio. No es como un oficio normal, no es como ir a la oficina, sentarte a procesar datos o llamar a tus clientes. Es distinto, podríamos decir que más mágico, pero a la vez mucho más trágico.



Escritores de éxito mundial admiten escribir unas cuantas páginas al día, de las cuales pueden aprovechar la mitad. Es un trabajo en continuo movimiento que no sólo influye en el ánimo del que lo desempeña sino que también afecta a la vida de los que le rodean.

Puede ser por la incomprensión, el hastío o el egoísmo, pero la realidad hace que el sacrificio que un escritor debe cumplir no sólo lo sufra él/ella. Son horas de escribir, cambiar cosas, tardes infructuosas delante del ordenador que no acaban en nada, bajones por despecho, falta de musas o vaivenes emocionales. Todo afecta a los que nos rodean y a la vez vuelve a ti en busca de más.

Cuando una persona te dice que tienes "oficio" quiere decir que se ve que te manejas bien en el trabajo, que cumples de manera instintiva ciertos requisitos que se ajustan a la profesión que vas a desempeñar. No conozco el secreto del éxito, pero sé que la característica más importante que un escritor debe tener es el sacrificio. Sacrificio de todo un poco: horas de familia, amigos, pareja, ocio, descanso, sueño, procrastinación y un largo etcétera.

Sólo sacrificando cantidades ingentes de tiempo puede que la perseverancia y la inspiración te acompañen en el camino. Si la persona con la que compartes tu vida te ayuda, quizás no debas sacrificar todo lo demás

lunes, 10 de febrero de 2014

Géneros literarios

A mí es una cosa que me escama, géneros literarios hay muchos, dicen... pues que digan. En realidad estamos hablando de un trío de géneros literarios y todo lo demás subgéneros. Así es complejo entender en qué momento una obra pertenece a un lugar u otro dentro de la misma frontera. Quizás este libro de fantasía resulta ser fantasía clásica o... heroica. Vale, ¿hay fantasía que no sea heroica de algún tipo?

Pero no quiero comeros demasiado la cabeza con los géneros literarios, es la excusa, como el triste principio de los capítulos de los Simpson. He estado navegando por ahí y me he encontrado (me parece que a través de Facebook) con un artículo que habla sobre el panorama de un "subgénero" que a mí me encanta, la fantasía.



En ella se comentan las estadísticas de publicaciones de los diferentes subgéneros de la fantasía, así como datos interesantes tal que las mujeres escriben menos fantasía que los hombres y otras cosas. En esencia este post viene a informaros de que existe el otro. Sobretodo le prestaría atención a las conclusiones a las que llega el escritor del artículo a través de las estadísticas. Aumento de la autopublicación por Amazon y otra serie de cosas de las que habrá que estar, como decimos por aquí  a la guait. 

Recordaros de nuevo que tenéis una encuesta en la barra lateral.