miércoles, 28 de mayo de 2014

Miles de perdones

Siempre estamos pidiendo perdón y tal, que si han sido meses llenos de blablabla. Excusas. Siempre las hay, todas las que queramos y todo el tiempo que nos de la gana. 

La verdad acaba siendo muy simple y todos lo sabemos. Me gustaría que creyerais algo, estoy pensando en cómo optimizar este blog y las cosas que quería contar en él y cómo intentar mantener una periodicidad. Estoy dándole vueltas y espero asentar todas las ideas antes de lanzarlo todo.

¡Gracias por seguir por ahí!

lunes, 7 de abril de 2014

Leyendo poco

Últimamente leo poco. Entendedme, estoy leyendo constantemente pero cuando digo que leo poco me refiero a novela. Hace bastante tiempo escribí en este mismo sitio un post sobre los diferentes tipos de lectores, ¿esto viene a decir que leer poca novela pero mucho ensayo no es leer? Ni mucho menos.

Siempre he considerado la lectura para mí en dos vertientes: la diversión y el deber. Muchas veces coincidían ambas caras de la misma moneda, pero otras muchas no. Ahora leo poca cosa o nada por deber, por lo tanto mi cantidad de ensayos anuales ha bajado en picado y mi cantidad de novelas se ha incrementado poderosamente. 



Pero últimamente no, leo poco. Leo poca novela, leo poco ensayo y prácticamente de lo único que tiro es de cómics y manuales de rol. Quizás sea cosa mía, pero desde que dejé la novela de Sanderson, no me atrae nada. Me veo haciendo un sprint en verano para intentar terminar la lista infame que puse a principios de año. En realidad con acabar con la mitad de los libros propuestos ya me sentiría feliz... pero al ritmo que voy, ni siquiera creo que a eso llegue. 

Post tonto para empezar la semana, lo sé. Pero esto es como todo... hay semanas que empiezan mejor y otras que deberían acabar rápido. 

lunes, 31 de marzo de 2014

De Máscaras Negras y Gigantes Mesopotámicos

Sé que llevo dos semanas sin cumplir mi post semanal, pero han sido dos semanas con poco tiempo. Así que hoy vengo con un post de esos esperanzadores, de los que mola escribir y -al menos a mí- me mola leer. En estas dos últimas semanas hemos tenido buenas noticias en el ámbito librero, como mínimo dos.

Es interesante que el sector se mueve hacia adelante ¿no os parece? Creo que la tendencia está quedando muy clara, lo único capaz de sobrevivir a los tiempos que corren es la pequeña librería o la gran superficie. Debido a su especialización o a la cantidad de producto que puede ofrecer, una librería que quiera tener beneficios debe ofrecer trato y libro especializado, crear una clientela fija y selectiva. Hoy traigo dos ejemplos, dos puntas de lanza en los ejemplos que he comentado.


Black Mask abrió sus puertas el sábado 22 y viene para quedarse. Con un fondo muy especializado en novela negra, ciencia ficción, fantasía y libro de segunda mano, es una apuesta joven e interesante para el en ocasiones polvoriento mundo librero de Barcelona. Ubicada en el barrio de Gràcia, el interior de la librería tiene espacio suficiente para futuras presentaciones, actos y talleres, promoviendo la idea de una librería proactiva, que no para de moverse y buscar cosas interesantes que ofrecer. 

Queda camino por recorrer para convertirse en una librería de culto, pero lo único que les separa de conseguirlo es el tiempo. Aquí tenéis su FACEBOOK y su WEB


Por otro lado tenemos la megalítica apertura de Gigamesh. 500 metros cuadrados dedicados a la fantasía y la ciencia ficción, dicen que es la más grande del género de toda Europa. En contraposición a cómo tenían antes las cosas, es cierto que las secciones de novela en inglés está mucho más visible y accesible. Creo que fusionar las dos tiendas ha sido todo un acierto, ya que en el plano comercial haces que todo tipo de clientes babeen viendo qué es lo que tienes... y si tienes mucho, como es su caso, pues imagínate. La sinergia de las estanterías es fácil de seguir y todo brilla tanto que casi te ciega los ojos (jk). 

Si con el bombazo de Canción de Hielo y Fuego nos quedó claro que Gigamesh venía para quedarse, este paso adelante no hace más que reafirmar lo que ya sabíamos. Ahora sólo les queda hacer una web como dios manda, porque mira que... 

---------------------------
Seguid votando en la encuesta de la derecha, que quedan pocos días. 

jueves, 13 de marzo de 2014

Donde nacen las tormentas

Sabéis qué pasa, que me quedé corto con la reseña de «El Camino de los Reyes» de Brandon Sanderson, así que aquí voy a intentar ampliarlo un poco, creo que a partir de ahora haré esto con cada libro que me haya gustado mucho. Va sin spoilers.
Quizás sea pronto para encumbrarla a las más altas cotas de la literatura fantástica, sobretodo por mí, no por la trayectoria del señor Sanderson, pero creo que estamos ante algo grande, algo que no debe pasar sin pena ni gloria por las estanterías de las librerías.
«El Camino de los Reyes» es una novela adulta, estudiada, apasionante y llena tanto de momentos especiales como de personajes inolvidables. Pero quizás lo que pasa más inadvertido de todo sea el trasfondo del mundo, su historia y espectacular estética.
Hay muchas peculiaridades en las que fijarse. Roshar es un mundo azotado por lo que llaman altas tormentas, las monedas que utilizan son las gemas «infusas» con luz tormentosa, el sistema de gobierno en uno de los países del mundo es que los que tienen los ojos claros mandan, pero hay veces que uno puede ser un ojos oscuros y al conseguir una espada esquirlada se le vuelven claros y sube en el escalafón. Son cosas que vas descubriendo a modo de poso, no de explicación. Eso es una de las cosas más fascinantes de la novela y de la forma de escribir del señor Sanderson.

Incluso en novelas más cortas como Elantris -también muy recomendable, por cierto-, el escritor consigue que te vayas enterando de las cosas de una manera natural, como si realmente vivieras en ese mundo y no supieras nada de él. Es un recurso narrativo a tener en cuenta, considerando que hay veces que la fantasía peca de no tomarse en serio a sus propios lectores. Sanderson hace un alarde de elegancia al no obligar a uno o varios de sus personajes a que expliquen la historia del mundo o cada enigma con los que se encuentran. ¿Y cómo te enteras de las cosas si nadie las explica? Como he dicho arriba, a modo de poso.



Cada personaje de la novela ve la vida, la muerte, la nobleza, el sacrificio, la traición y otra multitud de sentimientos a su manera; lo que hace que el mundo también lo vean diferente. Eso le da riqueza al texto, ya que consigue que al ver las cosas desde distintos ángulos, a pesar de que no te digan «esto es un ave carroñera de la especie X y blablabla», tú acabes viendo el conjunto global del mundo, sus tradiciones y su historia.

La trama en sí evoluciona poderosamente en el último tercio de la novela, pero quieres que pase en el minuto uno, con lo que consigue que te enganches nada más empezar, como el que dice. La estética del mundo es magnética y los personajes protagonistas hacen que sueñes con ellos y tengas los mismos quebraderos de cabeza. Brandon Sanderson ha creado otro mundo sólido, intenso, lleno de misterios, de personajes grises, blancos y negros... otra trilogía con la que soñar.

Ya ha salido la segunda parte en inglés, yo esperaré a que salga en castellano, así vamos avivando la tormenta.

------------------
Es el primer libro que me termino de mi propuesta a principios de año. Voy más lento de lo que esperaba la verdad. Recordaos que tenéis una encuesta en la barra lateral. La segunda foto la he sacado de esta wiki dedicada a la saga

martes, 4 de marzo de 2014

El Camino de los Reyes de Brandon Sanderson

Título: El Camino de los Reyes (La Guerra de las Tormentas I)
Editorial: Ediciones B 
Año de publicación: 2010/2012
Precio: 25€
¿Por qué? No me confundo si afirmo que Brandon Sanderson es uno de los mejores escritores de fantasía del momento. No sólo eso sino que la historia que plantea es gigantesca, dividida «tan solo» en tres libros y cada ángulo del voluminoso ejemplar vale la pena. 
Sinopsis: Roshar es un mundo azotado por catastróficas tormentas y dividido en diferentes países muy beligerantes. La historia se centra en unos cuantos personajes: la futura aprendiz Shallan que con su arte y dudas existenciales conmueven al lector; Kaladin y su lucha por salvar a todos los que le rodean; el alto príncipe Dalinar y su hijo Adolin, que intentan terminar una guerra que ya dura demasiado tiempo. Estos son los cuatro principales pero la historia se ramifica (no hasta lo absurdo, pero bastante) hasta que la historia te envuelve y te atrapa.
Ambiente: cuesta un poco entrar, sobretodo porque no explica nada. Te va llevando poco a poco a visitar las peculiaridades del mundo y sus habitantes y a través de discusiones o explicaciones banales entiendes las cosas que pasan y los motivos por los que pasan. Me gusta porque es una forma de enfocar el trasfondo del mundo muy adulta, el lector entenderá que los personajes de ese mundo no estén explicando constantemente la historia del mismo los unos a los otros. 
Lo mejor: sin duda que esto sólo es el principio. Nos quedan dos libros que llenarán muchas horas de nuestra vida con las aventuras de todos los protagonistas. Me reservo el derecho a ampliar esta información en una futura reseña algo más amplia. 
Lo peor: los lectores impacientes pueden sentirse engañados, porque realmente son mil cien páginas de introducción. Claro que pasan cosas, pero la fantasía hoy en día está funcionando de un modo algo distinto, más directo y, a pesar de las interminables sagas, rápido. Sanderson se toma su tiempo y a pesar de que redunda en una buena narración, puede cansar en las primeras cien o doscientas páginas. 

lunes, 3 de marzo de 2014

¿Aumentaríais la cadencia de posts?

Después de mes y medio ya toca quitar la encuesta y estudiar los resultados.

  • No, así mola 42%
  • Sí, dos a la semana 42%
  • Sí, uno cada dos días 10%
  • Sí, uno al día 5%
Han sido 19 votos en mes y medio. Y os debatís entre el quedarme como estoy y el de escribir un par de posts a la semana. Como la diferencia es nimia, tomaré una decisión salomónica y haré lo que me venga en gana, para variar. Es decir, quizás haya alguna semana (como esta) en la que escriba dos posts pero no creo que sea lo habitual.

Aprovecho y pongo otra encuesta que también durará la vida y media para ver si puedo doblar el número de participantes, que molaría, la verdad. Es sólo una pregunta, de momento al menos. 

También comentaros que he añadido unos cuantos links en la barra lateral, casi al final, de autores que me gustan o me han gustado y páginas que considero interesantes. Echadles un vistazo. 

martes, 25 de febrero de 2014

La realidad del mundo editorial

Quizás sea la parte menos glamourosa, aunque hay gente a la que le pueda gustar esa sensación de indefensión, de saltar al vacío con cada paso que das. No lo sé, yo no soy ese tipo de gente. A mí me gustan las cosas tranquilas, saber donde doy cada paso y hacia dónde me dirijo. 

La indefinición me asusta, me conmueve, a veces incluso me paraliza ahíto de terror. Quizás por eso me gustan tanto las historias de oráculos, adivinos y gente de mal vivir que ve el futuro; seguramente tiene algo que ver con mi incapacidad para verlo objetivamente. Las cosas del mañana me aturden

Buscar editorial para una de tus publicaciones, quizás buscar un agente que confíe en ti para que puedas entrar con más probabilidades en la piscina. Ahora todo es bonito y terrible a la vez. Es la dualidad básica del alma de la humanidad. La Paradoja. Tienes miedo pero a la vez esperanza, no sé si son sentimientos o estados contrapuestos, lo que sí sé es que bien pueden sentirse a la vez.



Estás ahí, ¿sabes? En el precipicio. Conmovido, exhausto, roto. Ves cómo todo tu mundo pasa bajo tus pies: tus esperanzas, tus anhelos más profundos, el orgullo que tanto atesoras, las necesidades intrínsecas de tu alma. Todo. Y en un instante sientes que todo es pasajero, que podrás con todo esto y las rocas de abajo no dolerán: o bien porque son rocas de goma, o bien porque tienes la piel de acero. 

No importa nada, en realidad. Si al final se encuentra, si todo tiene sentido y consigues un editor, un agente o -con un poco de suerte-, ambas... de nada servirá. De repente el precipicio no será más que el trampolín para tirarte a una piscina en un día soleado. Aquella congoja y cansancio desaparecerán, creerás que todos tus sentidos funcionan mejor que antes: ves más, oyes mejor, sientes más vivamente, saboreas y hueles más gama de sabores y olores. 

Puede que sea verdad por un rato. Pero el ser humano está predestinado a la tragedia. 



Un día saltarás del trampolín ese, creerás que la piscina no es tan peligrosa como el precipicio del que hablaba antes. Saltarás, confiado, alegre y con la cabeza llena de pájaros. Recuerda mis palabras porque son ciertas: cuando saltes a la piscina descubrirás que no estás sólo ahí dentro, nadando. La piscina está llena de tiburones.

Todo es una ilusión, pero que me jodan si no hay que intentarlo. 

-----------------------------
Inauguro esta etiqueta del blog. En ella pretendo encasillar posts que traten de temas literarios pero que sean tratados con cierta musicalidad. Ya me diréis qué os parece. Ah y no os olvidéis de votar en la encuesta. 

lunes, 17 de febrero de 2014

Oficio con mayúsculas, el valor del Sacrificio

Si bien la perseverancia es uno de los elementos fundamentales que todo buen escritor debe poseer (creo que no hay discrepancias al respecto) y que para conseguir llegar a algo debes tener un buen canon al cual dirigirte en busca de inspiración, hay una cosa que a veces se nos escapa: el sacrificio.

No quiero que se entienda esto como un lloro, simplemente es el enunciar una realidad acuciante. El escritor no puede escribir ocho horas al día, puede estar un rato delante del procesador de textos; ese "rato" varía dependiendo de la fuerza de voluntad, la inspiración y el sacrificio. No es como un oficio normal, no es como ir a la oficina, sentarte a procesar datos o llamar a tus clientes. Es distinto, podríamos decir que más mágico, pero a la vez mucho más trágico.



Escritores de éxito mundial admiten escribir unas cuantas páginas al día, de las cuales pueden aprovechar la mitad. Es un trabajo en continuo movimiento que no sólo influye en el ánimo del que lo desempeña sino que también afecta a la vida de los que le rodean.

Puede ser por la incomprensión, el hastío o el egoísmo, pero la realidad hace que el sacrificio que un escritor debe cumplir no sólo lo sufra él/ella. Son horas de escribir, cambiar cosas, tardes infructuosas delante del ordenador que no acaban en nada, bajones por despecho, falta de musas o vaivenes emocionales. Todo afecta a los que nos rodean y a la vez vuelve a ti en busca de más.

Cuando una persona te dice que tienes "oficio" quiere decir que se ve que te manejas bien en el trabajo, que cumples de manera instintiva ciertos requisitos que se ajustan a la profesión que vas a desempeñar. No conozco el secreto del éxito, pero sé que la característica más importante que un escritor debe tener es el sacrificio. Sacrificio de todo un poco: horas de familia, amigos, pareja, ocio, descanso, sueño, procrastinación y un largo etcétera.

Sólo sacrificando cantidades ingentes de tiempo puede que la perseverancia y la inspiración te acompañen en el camino. Si la persona con la que compartes tu vida te ayuda, quizás no debas sacrificar todo lo demás

lunes, 10 de febrero de 2014

Géneros literarios

A mí es una cosa que me escama, géneros literarios hay muchos, dicen... pues que digan. En realidad estamos hablando de un trío de géneros literarios y todo lo demás subgéneros. Así es complejo entender en qué momento una obra pertenece a un lugar u otro dentro de la misma frontera. Quizás este libro de fantasía resulta ser fantasía clásica o... heroica. Vale, ¿hay fantasía que no sea heroica de algún tipo?

Pero no quiero comeros demasiado la cabeza con los géneros literarios, es la excusa, como el triste principio de los capítulos de los Simpson. He estado navegando por ahí y me he encontrado (me parece que a través de Facebook) con un artículo que habla sobre el panorama de un "subgénero" que a mí me encanta, la fantasía.



En ella se comentan las estadísticas de publicaciones de los diferentes subgéneros de la fantasía, así como datos interesantes tal que las mujeres escriben menos fantasía que los hombres y otras cosas. En esencia este post viene a informaros de que existe el otro. Sobretodo le prestaría atención a las conclusiones a las que llega el escritor del artículo a través de las estadísticas. Aumento de la autopublicación por Amazon y otra serie de cosas de las que habrá que estar, como decimos por aquí  a la guait. 

Recordaros de nuevo que tenéis una encuesta en la barra lateral. 

jueves, 30 de enero de 2014

El Fuego de Katherine Neville

Título: El Fuego
Autora: Katherine Neville
Editorial: Plaza Janés (DeBolsillo)
Año de publicación: 2008/2008
Precio: 9.45
¿Por qué? Me encantó El Ocho, no sé si por el momento en el que me lo leí o porque realmente es un libro que merece la pena. Intento profundizar un poco en los autores que me han gustado y este fue el caso. Excepto el insulso final, todo el resto del libro me emocionó, esperaba que aquello de que segundas partes nunca fueron buenas fuera cierto.
Sinopsis: La hija de la protagonista de la primera parte recibe un nuevo enigma en el que parece que el juego ha vuelto a comenzar. En el prólogo vemos cómo la niña presencia la muerte de su padre asesinado antes de una partida de ajedrez. Carreras, viajes y misterios es lo que promete. 
Ambiente: un Washington deslucido por las charlas insulsas y las lluvias estereotipadas cuando los personajes están tristes. No luce nada y el único rato en el que la novela tiene algo de color es cuando se describen cosas que sucedieron un par de siglos atrás en una ciudad marroquí.
Lo mejor: que no es muy largo. 
Lo peor: sin duda es un libro totalmente olvidable. Las emociones de los personajes están puestas con bluetack y no entiendes nada de lo que está pasando. Más adelante te das cuenta de que realmente no está pasando nada relevante, por lo que no es que tú estuvieras perdido sino que... bueno, que no me ha gustado. Más bien me ha dado rabia perder mi tiempo con este libro. No os lo compréis ni lo leáis. 

martes, 21 de enero de 2014

De zombies, dragones y demás parafernalia

Hace unos días un amiguete abrió un nuevo blog dedicado a la escritura. Si os gustan los zombies os lo recomiendo bastante. No necesita publicidad extra porque ya atrae a ciertos sectores de la red como la miel a los osos o... bueno, ya me entendéis. El blog se llama VIVOS y espero que no lo abandone pronto al menos. 

Por otro lado, hace poco Ludotecnia informó en su blog que Mundo Eterno se había agotado, así que contento del todo. No pretendo en absoluto sacar este tipo de posts con más asiduidad, pero creo que el momento era oportuno.

También me gustaría abrir una encuesta en el blog, la tenéis en la barra lateral. Me gusta mucho escribir en este blog, pero no tengo ni idea si podría asumir más posts al mes que los que ya escribo. En todo caso ahí dejo abierta la posibilidad.

En otro orden de cosas, estad atentos a mi otro blog, que habrá novedades en muy breve.

lunes, 13 de enero de 2014

¡Cuidado, la veo surgir de las profundidades, una gran ballena blanca!

¡Feliz año y todo eso! Ya sé que no cumplí mi promesa de hace un mes pero tuve problemas con la conexión y no pude hacer más. Cuando volví las navidades llenaron mi tiempo como a todos y bueno, poco o nada de tiempo dedicado a esto de escribir en el blog. Sin más preámbulos traigo un post relajado, de aquellos de propósito de año nuevo que tanto nos gusta hacer al ser humano. Estuve leyendo por algunos blogs literarios que sigo aleatoriamente por twitter que ahora está de moda una cosa que se llama 12 meses 12 libros. Pensé en apuntarme pero luego me dije a mí mismo que no empezara algo que no vaya a seguir.

Por lo tanto, aquí os traigo mi propia lista de imprescindibles para este recién desvirgado 2014. La lista se puede dividir en tres apartados. Me gustaría leérmelos todos, para qué engañarnos, pero no creo que lo consiga. Con un cincuenta por ciento me quedo satisfecho. Allá vamos.

NOVELAS



Como veis impera la fantasía y la ciencia ficción, pero es que si la cabra tira para el monte qué le vamos a hacer...


De estos tres tengo particulares ganas, ha sido uno de los regalos que han caído estas navidades y desde que leí una sinopsis por la red no he podido dejar de pensar en ellos. Ya os comentaré qué regustillo me dejan.


Desde que estrenaron la primera película me lo quiero leer en inglés. Considero que el Hobbit es la piedra angular de mi afición por la lectura, así que espero poder leermelo antes de que acabe el año. (Aviso, el año pasado y el anterior me propuse lo mismo)


ENSAYOS



Desde que empecé a escribir aquí me he leído unos cuantos pero no acababa de tener claro si me apetecía reseñarlos, así que puede que siga sin hacerlo.


Como recordaréis, el del señor McKee lleva tiempo a medias en mi escritorio, junto con el del señor Graeber son dos de los ensayos que quiero terminar este año. Ya los llevo por la mitad y si los he dejado ha sido por el ansia de leer más novela.


El mito del eterno retorno hace un millón de años que me lo quiero leer y el de los Druidas también (aunque está en inglés).

LAS BALLENAS BLANCAS


Este año sí, este año conseguiré acabarme La muntanya màgica y la maldita trilogía de la Fundación de Asimov. Al menos uno de los dos... al menos medio... bueno, ya se verá.

¿Qué propuestas de año nuevo os habéis hecho? ¡Hablad!

martes, 7 de enero de 2014

La banalización del saber (II)

Recordaréis el anterior post, pues sigamos con la disertación.

Aquellos que han banalizado el saber no visten de corbata y van con maletín, no os equivoquéis. Los banalizadores supremos se intentan camuflar en la sociedad, intentan ir de progresistas aunque a sus trabajadores los traten como si fueran basura, consienten en excentricidades con los que a ellos les convienen pero a la vez censuran cualquier cosa que se salga de la norma con aquellos con los que no comulgan. 

Son los hipócritas de la cultura y el saber, son los señores y señoras feudales de la industria del libro. Se vanaglorian al abrir nuevas sucursales de sus librerías por todo el país pero a la vez consiguen que sus trabajadores se sientan como una mierda porque su jefe no puede llegar a fin de mes. O lo que es mejor, pretenden abarcar más de lo que siquiera pueden llegar a imaginar. Conjuran a trabajadores marioneta que creen ser los marioneteros y los sueltan en el recreo de la empresa, para que hagan y deshagan con tal de que ellos no tengan que mover ni un dedo. 

¿Dónde quedó la excelencia del saber? ¿Dónde quedó aquello de que el saber no ocupa lugar? ¿Dónde se dejó la sociedad que vive de la cultura el respeto por aquello que le da de comer? Se lo dejaron atrás... muy atrás. Ahora intentan sobrevivir, víctimas de sus propias trampas del pasado, consumiéndose a sí mismas y creyendo que el futuro será un lugar más apacible y próspero, que esto es sólo un bache. No se dan cuenta de los caníbales que pueden llegar a ser, de lo destructivos que están siendo para sus propias empresas y lo que es peor, para el conjunto del mundo del libro.

Oye, que no tengo nada en contra de Zafón, que La Sombra del Viento me gustó como al que más. Pero parece claro que en este mundo o estás a favor o estás en contra de las cosas, no puedes verlas como son porque entonces no eres nadie. O te gusta o lo consideras mainstream, no puedes verlo como un fenómeno potente de ventas y un promotor nato de la lectura. Es una mierda o mola mucho. 

Esta bifurcación cultural, esta necesidad de catalogar las cosas en cuanto a tu nivel de estudios o de si vives por debajo o por encima de la calle Aragó (NdT: chiste que los que no sean de BCN no entenderán), crea un malestar en la gente que bueno... que joder, que al final te tienes que leer Las Flores del Mal o eres un mierda. Eso sí, a Zafón te lo lees en casa porque ir por el metro con eso no está bien visto, no vaya a ser que algún cultureta de tres al cuarto te vaya a mirar con cara de pocos amigos y tú te sientas super mal y super cabreado por ser tan mainstream. (NdT: no, yo tampoco he entendido este último párrafo, pero creo que viene a decir que leas lo que te salga del paquete y que si ves a algún gafapasta arrugando el morro le des con el libro en cuestión en toda la cabeza)